Falta Interes Padres en la Educación de los Niños

Tuesday, May 09, 2006

Si quieres obtener más informacion, favor ir a http://www.aulaclick.com/seccion_home.asp?seccion_id=30417&noticia_id=2847
Un padre involucrado con sus hijos es un padre con voz
Una buena educación es la llave para mejorar la calidad de vida de las personas ya que posibilita la obtención de mejores trabajos. A más educación son mayores las posibilidades de ganar salarios más altos y tener oportunidades de superación. Los beneficios de la educación hoy en día son más importantes.
Los padres desempeñan un papel central en asegurarse que sus hijos y todos los niños en general obtengan la educación que necesitan y merecen. Desafortunadamente los padres han sido excluídos del sistema educativo ya sea por que ellos mismos se sienten intimidados y no se involucran, o por que el sistema escolar no tiene mecanismos adecuados para llegar hasta ellos.
¿Qué factores influyen en la falta de interés de los padres en la educación de sus hijos?
Factores individuales- ¿ Cómo se siente papá?, modo y forma de pensar de papá.
Factores familiares- estructura familiar, estilos de crianza.
Factores socioculturales- cultura, ambiente.

Consecuencias educacionales
Los niños que no reciben la ayuda de sus padres, presentarán los siguientes problemas:
- Posibilidad de una buena formación se ve disminuída
- Problemas escolares ( peleas, falsificación de firmas, copiarse en los exámenes, mentiras, etc)
- menor rendimiento académico
- Deserción escolar
- Problamas de drogas y alcohol
- En un futuro el niño puede repetir la misma conducta

Algunos factores psicológicos que presentarán los niños de padres que no se ocupan de la educación de sus hijos serán:
- El niño comienza a crear un desequilibrio mental ante la posibilidad de ser rechazado por sus padres
- Se aísla
- Pierde autoestima
- Se siente culpable y con verguenza
- Sufrirá de depresiones
- Delincuencia juvenil

Sunday, May 07, 2006

Saturday, May 06, 2006




Padres ocupados, hijos aislados
La falta de afecto hace que muchos infantes se sientan solos, aunque no lo estén.

Si los adultos dejan que el ajetreo de la vida diaria y sus diferentes ocupaciones interfieran en su relación familiar, la situación repercutirá de forma negativa en el bienestar emocional de los chicos.
Para que niños y niñas no se sientan abandonados y carentes de amor, los padres tienen que ofrecerles tanto calidad como cantidad de tiempo, y propiciar espacios que les permitan compartir y disfrutar de la mutua compañía.
Si los adultos dejan que el ajetreo de la vida diaria y sus diferentes ocupaciones interfieran en su relación familiar, la situación repercutirá de forma negativa en el bienestar emocional de los chicos.
Comunicación entre Padres y Maestros
Investigaciones han mostrado que los niños mejoran en la escuela cuando los padres tienen comunicación frecuente con los maestros y además se involucran en las actividades de la escuela. Hay diferentes maneras en que los padres y maestros pueden comunicarse el uno con el otro, en lugar de seguir el calendario de conferencias entre padres y maestros programadas por la escuela. Una comunicación cercana entre padres y maestros puede ayudar a los niños.
Los padres que participan en actividades y acontecimientos de la escuela tendrán más oportunidades de comunicarse con los maestros. Participación en organizaciones de padres y maestros, le dará al maestro y al padre la posibilidad de interactuar fuera de clase. Además, el padre también formará parte de las decisiones que pueden afectar la educación de su niño.
A los maestros les gusta reunirse con los padres al principio del año escolar. Haciendo un esfuerzo para hacer esto, ayudará al profesor a entenderle mejor a usted, a su niño, y la forma en que usted apoyará la educación de su niño. Los maestros aprecian saber que los padres están preocupados e interesados en el progreso de su niño. Y esto ayudará a tener una comunicación efectiva.
Otra buena oportunidad para ayudar en la educación de su niño es ser voluntario(a). Dependiendo de la disponibilidad de los padres, intereses y necesidades de la escuela, las oportunidades pueden ser incontables. Algunas sugerencias incluyen: colaborar en las horas de almuerzo, ser tutor(a) en algunas clases, asistente en la biblioteca, invitado para hablar en clase sobre algunos puntos de interés, ventas de libros, u otro tipo de ventas que benefician a la escuela. El personal de la escuela puede no saber que padres quieren ser voluntarios.
Las llamadas telefónicas y visitas al salón de clases son también otras maneras de cooperar con los maestros y mantenerse informado sobre el progreso de sus niños. Pregunte sobre el tiempo y forma adecuada para contactar al maestro.
Las conferencias entre padres y maestros, generalmente son programadas cuando se entrega el primer reporte del año escolar. Para los padres y maestros es una oportunidad para hablar personalmente sobre su niño. La conferencia entre padres y maestros es una buena oportunidad para establecer una comunicación efectiva para todo el año escolar.

Monday, May 01, 2006


¿Cómo ayudar a nuestros hijos en los estudios?
Creando un ambiente de estudio en casa
Somos lo que hemos aprendido a ser. Crear un ambiente no es la actuación de unos días concretos, sin continuidad de manera esporádica para tratar de conseguir unos objetivos educativos. Crear un ambiente significa una actuación sistemática, perseverante para conseguir los objetivos marcados.
¿Cómo se crea el ambiente de estudio?
-Cuidando los detalles materiales que favorezcan el trabajo: que exista un sitio para estudiar, el cual reuna condiciones mínimas como: aislamiento de ruidos y distracciones; iluminación suficiente; silla y mesa de trabajo funcionales para las tareas que se realizan normalmente.
-Respetando los padres el tiempo de tareas sin interferir con otros encargos que puedan surgir.
-Creando hábitos de estudio, es decir, repitiendo siempre el mismo horario de estudio, de trabajo.. en un ambiente de silencio.-Aprovechando los padres el tiempo de estudio para realizar diversos trabajos que tengan pendientes para que sus hijos los puedan ver como modelos que van por delante y son dignos de imitar.
- Teniendo un material base para el estudio: diccionarios, enciclopedias, libros de consulta.
-Promoviendo para el tiempo libre actividades que tengan que ver con la cultura, con la lectura, con el afán de saber más.
Dando ejemplo en el afán por la cultura
Si los padres tienen curiosidad intelectual, afán de saber y afición por la lectura, serán un ejemplo estimulante para el estudio de sus hijos.
Manteniendo una estrecha comunicación con los maestros
Padres ymaestros están metidos en una misma tarea: la educación de los niños, por ello, deben ir en la misma dirección y se precisa de una colaboración mutua.
Orientando a los hijos en el manejo de las técnicas de estudio
El principal instrumento que se necesita para el estudio es la lectura, de manera que nuestro hijo tenga las suficientes habilidades en comprensión, velocidad y entonación en la lectura. Si este aspecto básico no se ha desarrollado en su momento con la suficiente eficiencia, posteriormente será la causa originaria del fracaso escolar que aparecerá.
Otras técnicas de estudio que nuestro hijo debe manejar adecuadamente son:
* Saber organizar su tiempo.* Saber hacer esquemas, resúmenes.* Saber subrayar un texto.* Pasos a seguir para estudiar un tema.
Animando al estudio sin sermonear
Hay que empujar al estudio sin que se note, sin sermonear, ya que el insistir en un mensaje en los adolescentes, puede ser contraproducente. Sermoneamos en la medida que insistimos demasiado en un punto sin que sea el momento oportuno para ello.
Procurando ayudas pedagógicas cuando sea necesario.
Cada hijo tiene su propio ritmo de aprendizaje. Hay que dar la respuesta pedagógica adecuada, que puede ir desde nuestra ayuda personal hasta ponerle un profesor particular.
Siguiendo el quehacer diario sin agobiar
Hemos de seguir el día a día del quehacer diario. El criterio es que cuanto más pequeños más de cerca hemos de hacer el seguimiento de las tareas de nuestros hijos. Pero cuando van siendo más mayores y han ganado en autonomía y responsabilidad, les podemos dar más distancia en el seguimiento.
¿ PAPÁ JUGAMOS ?

Un padre, cansado después del trabajo, regresa a su casa y se sienta a leer el periódico. Su pequeño hijo le dice: ¿PAPÁ JUGAMOS? Mientras se acerca sonriente con su pelota. El padre le responde: "Déjame solo, estoy muy cansado y ocupado. Vete a la calle a jugar con tu pelota. "El niño, lleno de tristeza, se sale con su pelota a la calle. El padre continuaba leyendo el periódico. Al rato se escuchó el golpe de un automóvil. El padre salió para ver de que se trataba. Encontró a su hijo atropellado por buscar su pelota. El padre no volvería a ser molestado por su hijo y jamás volvería a escuchar la vos de su pequeño decirle ¿PAPÁJUGAMOS?

Cuantas veces creemos estar tan miserablemente ocupados y no nos damoscuenta de cuanta falta le hacemos a nuestros hijos y contrario a eso les damos mas tiempo a los amigos, que nuestra familia. Dice Sant Takhar Sing en su libro "Corazón compasivo" "Podrás tener miles de amigos, millones, pero tu familia, siempre será tu familia.

- UNOS MINUTOS CON NUESTROS HIJOS SON MUY IMPORTANTES -

La influencia del ambiente familiar
El ambiente familiar influye de manera decisiva en nuestra personalidad. Las relaciones entre los miembros de la casa determinan valores, afectos, actitudes y modos de ser que el niño va asimilando desde que nace. Por eso, la vida en familia es un eficaz medio educativo al que debemos dedicar tiempo y esfuerzo. La escuela complementará la tarea, pero en ningún caso sustituirá a los padres.
El ambiente familiar, sea como sea la familia, tiene unas funciones educativas y afectivas muy importantes, ya que partimos de la base de que los padres tienen una gran influencia en el comportamiento de sus hijos y que este comportamiento es aprendido en el seno de la familia. Lo que difiere a unas familias de otras es que unas tienen un ambiente familiar positivo y constructivo que propicia el desarrollo adecuado y feliz del niño, y en cambio otras familias, no viven correctamente las relaciones interpersonales de manera amorosa, lo que provoca que el niño no adquiera de sus padres el mejor modelo de conducta o que tenga carencias afectivas importantes. Para que el ambiente familiar pueda influir correctamente a los niños que viven en su seno, es fundamental que los siguientes elementos tengan una presencia importante y que puedan disfrutar del suficiente espacio:
AMOR
AUTORIDAD PARTICIPATIVA
INTENCIÓN DE SERVICIO
TRATO POSITIVO
TIEMPO DE CONVIVENCIA
.
Plegaria de los niños
No me des todo lo que pida. A veces yo sólo pido para ver hasta cuánto puedo obtener.
No me des siempre órdenes; si en vez de órdenes, me pidieras las cosas, yo lo haría más rápido y con más gusto.
Cumple las promesas buenas o malas. Si me prometes un premio dámelo; pero también si es un castigo.
No me compares con nadie, especialmente con mi hermano o hermana. Si tú me haces lucir peor que los demás, entonces seré yo quien sufre.
No me corrijas mis faltas delante de nadie. Enséñame a mejorar cuando estemos
solos.
No me grites. Te respeto menos cuando lo haces y me enseñas a gritar a mi también y yo no puedo hacerlo.
Déjame valirme por mí mismo. Si tú haces todo por mí, yo nunca aprenderé.
No digas mentiras delante de mí, ni me pidas que las diga por tí, aunque sea para sacarte de un apuro. Me haces sentir mal y perderé la fe en lo que me dices.
Cuando yo hago algo malo no me exijas que te diga el "por qué" lo hice. A veces ni yo mismo lo sé.
Cuando estés equivocado en algo, admítelo y crecerá la opinión que yo tengo de tí y me enseñarás a admitir mis equivocaciones también.
No me pidas que haga una cosa si tú no la haces. Yo aprenderé y haré siempre lo que tú hagas, aunque no lo digas, pero nunca lo que tú digas y no lo hagas.
Enséñame a conocer y a amar a Dios; pero de nada vale si yo veo que ustedes no conocen ni aman a Dios.
Cuando te cuente un problema mío no me digas "no tengo tiempo para boberías" o "eso no tiene importancia" .
Trata de comprenderme y ayudarme, quiéreme y dímelo. Me gusta oírtelo decir, aunque tú no lo creas necesario decírmelo.

Saturday, April 29, 2006


Barreras para el involucro de los padres
1- Carencia de tiempo
2- Grandes sentimientos de intimidacion
3- Entender sentimiento de no ser bienvenidos
4- Entendimiento de modo operativo del sistema de educacion
5- Barreras del lenguaje
6- Diferencias culturales
7- Arreglo de cuidado de ninos

Friday, April 28, 2006


Algunos creen que ser buen padre consiste en comportarse de cierta manera o hacer determinadas cosas en sus relaciones con sus hijos. Pero realmente no se es buen padre por cumplir ciertas reglas y no se deja de serlo por su falta de cumplimiento. La buena paternidad, como la buena maternidad no depende principalmente de acciones externas y superficiales. El éxito de los padres en la educación de los hijos consiste en algo más profundo y radical: depende más de la clase de personas que sean, que de la clase de procedimientos y técnicas que utilicen.
Los buenos padres se caracterizan por los sentimientos y actitudes profundas, positivas que sienten hacia sus hijos y personas en general. Para ser buen padre hay que ser previamente una buena persona, hay que tener una personalidad sana, equilibrada, sin desajustes ni conflictos emocionales importantes o con un mínimo de ellos, de modo que no se irradie o proyecte sobre los hijos la influencia nociva de los propios defectos y problemas personales.
Los buenos padres deberán tener, además de una base de salud mental, de armonía y equilibrio psíquico, un fuerte sentimiento de amor y aceptación hacia sus hijos. El niño que es aceptado y querido íntegramente recibe de sus padres la suficiente atención y consideración personal que necesita.
Los padres demuestran amor a sus hijos ofreciéndoles una relación y un contacto personal cálido y afectuoso. Cuando el sentimiento de amor y aceptación hacia el niño es verdadero y profundo, tanto el padre como el hijo saben que el mejor regalo no es una cosa, sino la donación de la persona misma del padre o de la madre, el regalo de uno mismo: lo que significa más interés y participación en la vida del hijo, más tiempo compartido con él en jugar, conversar, salir, pasear, etc. Sobre todo lo que el niño necesita más es la compañía y compenetración afectuosa con sus padres en la primera infancia que es cuando se modelan las características decisivas de la personalidad.
¿Cuál es el papel de los padres?
No se pretende que los padres sustituyan a los profesores, pero tampoco pueden desentenderse del tema de los estudios de sus hijos. Los padres deben estar informados de las lecciones que han dado en la escuela y de los deberes que deben hacer sus hijos en casa.
Conviene aconsejar a los chicos que no se precipiten en la realización de los deberes sino, por el contrario, se tomen un tiempo necesario para pensar, afrontando las dificultades con paciencia e inteligencia, evitando el pedir ayudas innecesarias. De esta forma irán adquiriendo el hábito de la reflexión y de la fortaleza.
Para muchos padres los fines de semana son una buena ocasión para pasear con sus hijos y preguntarles cómo van en cada asignatura y las relaciones con los profesores.
Diferentes estudios muestran que una de las maneras más efectivas para aumentar los logros en la educación de los hijos es la participación activa por parte de los padres.
Una participación activa trae los siguientes beneficios:
-Aumento de la autoestima de los niños
-Incentivo de los logros académicos
- Mejora la relación entre padres e hijos
- Mejora en la actitud de los padres con respecto a las escuelas
- Mejor entendimiento por parte de los padres del proceso y el sistema educativo
Para que los hijos se involucren completamente en el proceso de enseñanza, es muy importante que exista una sociedad entre los padres y los maestros. Los padres son los primeros maestros de sus hijos y es el único maestro que permanece con el niño por un largo periodo de tiempo.
El niño que tenía dos ojos

Entre anoche y esta mañana, existió un planeta que era muy parecido a la Tierra. Sus habitantes solo se diferenciaban de los terrestres en que no tenían más que un ojo. Claro que era un ojo maravilloso con el que se podía ver en la oscuridad, y a muchísimos kilómetros de distancia, y a través de las paredes...Con aquel ojo se podían ver los astros como a través de un telescopio y a los microbios como a través de un microscopio...Si embargo, en aquel planeta las mamás tenían los niños igual que las mamás de la Tierra tienen los suyos.Un día nació un niño con un defecto físico muy extaño: tenía dos ojos. Sus padres se pusieron muy tristes. No tardaron mucho en consolarse; al fin y al cabo era un niño muy alegre...y, además, les parecía guapo... Estaban cada día más contentos con él. Le cuidaban muchísimo.Le llevaron a muchos médicos...pero su caso era incurable. Los médicos no sabían que hacer.El niño fué creciendo y sus problemas eran cada día mayores: necesitaba luz por las noches para no tropezar en la oscuridad.Poco a poco el niño que tenía dos ojos se iba retrasando en sus estudios; sus profesores le dedicaban una atención cada vez más especial... Necesitaba ayuda constantemente.Aquel niño pensaba ya que no iba a servir para nada cuando fuera mayor...Hasta que un día descubrió que él veía algo que los demás no podían ver... En seguida fue a contarles a sus padres cómo veía él las cosas... Sus padres se quedaron maravillados... En la escuela sus historias encantaban a sus compañeros. Todos querían oir lo que decía sobre los colores de las cosas. Era emocionante escuchar al chico de los dos ojos. Y al cabo del tiempo era ya tan famoso que a nadie le importaba su defecto físico. Incluso llegó a no importarle a él mismo. Porque, aunque había muchas cosas que no podía hacer, no era, ni mucho menos, una persona inútil.Llegó a ser uno de los habitantes más admirados de todo su planeta. Y cuando nació su primer hijo, todo el mundo reconoció que era muy guapo. Además, era como los demás niños: tenía un solo ojo.
Involucramiento de los padres en la escuela


"En este mundo complejo, se necesita más de una buena escuela para educar a los niños. Y también se necesita más de un buen hogar. Se necesita que estas dos importantes instituciones educativas trabajen juntas."
Dorothy Rich, autora de MegaSkills.
Estudios han indicado que los niños cuyos padres o cualquier otro adulto, comparte actividades educativas con ellos, tienden a ser mejor en la escuela. Algunos beneficios que se han identificado y que miden el grado de involucramiento de los padres en la educación, incluyen:
Calificaciones/ notas altas en las pruebas o exámenes.
Educación a largo plazo.
Actitudes positivas y buen comportamiento.
Programas más exitosos.
Escuelas más eficaces.
Todos los padres quieren que sus niños sean adultos exitosos y responsables. De igual manera, muchos padres desean involucrarse en la educación formal de sus hijos. A veces, sin embargo, no saben dónde comenzar, cuándo encontrar el tiempo, o cómo establecer conexiones positivas con la escuela.
En el nivel más básico, los padres pueden comenzar respaldando la educación de sus niños demostrando que ellos mismos valoran verdaderamente la educación.

Saturday, April 22, 2006

Comunicación con maestros y directores
Consejos para que los padres establezcan una buena relación con el personal docente de la escuela de sus hijos:
Es importante asistir a la escuela al comienzo de clase, para conocer al maestro y sus objetivos académicos para ese año escolar.
Usted tiene derecho a solicitar una conferencia con su maestro o con el director cuando lo desee, pero debe llamar antes a la escuela para solicitarla.
Los padres deben memorizar el nombre del director, maestro y escuela, así como la dirección y teléfono de ésta.
Ante cualquier problema que se presente, es importante dirigirse primero al maestro. Cuando se han agotado todas las posibilidades con éste y no se ha llegado a una conclusión favorable, se acude al director.
Algunas de las preguntas que se deben hacer al maestro incluyen: qué espera de los estudiantes, cómo programa cada día de clases, qué recomienda para que le ayude a su hijo con la tarea.
El éxito comienza en el hogar
La colaboración entre padres y maestros es esencial para que sus hijos logren sus metas en la escuela.
“En el hogar hay mucho que hacer para beneficiar al estudiante. Proporcionarle una nutrición saludable, asegurarse que duerma las horas necesarias, darle estabilidad emocional a través de una comunicación abierta, brindarle apoyo, demostrarle amor y dedicarle tiempo, facilitan que el niño empiece la escuela con una autoestima fuerte”
Desde pequeño se le debe ayudar a adquirir la disciplina necesaria para cumplir posteriormente con obligaciones como la tarea escolar, también hay que acostumbrar al niño a conversar sobre lo que aprendió cada día, y preguntarle sobre situaciones que tienen que ver con su seguridad, ya sea con otros compañeros como con los adultos de la escuela, también debes escucharle con auténtico interés. Es muy importante que los padres establezcan desde un principio una buena comunicación con los maestros y que traten de involucrarse en las clases para padres que se ofrecen en muchas escuelas . De esta forma se logrará la deseada colaboración entre hogar y escuela para beneficio de los alumnos.